blog

sábado, 23 de abril de 2016

Feliz Día Internacional del Libro

Hoy 23 de Abril es el Día Internacional del Libro y hemos pensado aprovechar la ocasión para haceros una pequeña recomendación sobre literatura infantil.

En la pedagogía Waldorf los cuentos, la narración más concretamente, tiene un papel muy importante. Mediante los cuentos se estimula el desarrollo de los niños, se satisfacen necesidades, se tratan situaciones cotidianas, pudiendo así encontrar sentido a sus experiencias, y se mantiene y agudiza la imaginación de los niños.

Es importante resaltar que para que una historia mantenga de verdad la atención del niño ha, de despertar su curiosidad, además, de estimular su imaginación, ayudarle a desarrollar su intelecto y a clarificar sus emociones; ha de estar de acuerdo con sus ansiedades y aspiraciones; hacerle reconocer plenamente sus dificultades, al mismo tiempo que le sugiere solucionar los problemas que le aquieten

"los cuentos son concebidos como una descripción objetiva que reflejan la realidad espiritual vital de ser humano, ya que, dan sentido de pertenencia, de identidad, nos guían en un determinado proceso de desarrollo, nos dicen cuáles son los valores de nuestra sociedad, cuál es nuestro origen y cuál debería ser nuestra meta.” 
Rudolf Steiner



Explicándoles cuentos a nuestros hijos desde su más tierna infancia, crearemos momentos íntimos de afectividad, ya que es una forma de comunicación y relación con ellos.


Nuestra recomendación de hoy son una serie de libros ilustrativos sin texto cuyo tema son las estaciones del año. Se trata de cuatro libros, uno por estación Verano, Otoño, invierno y Primavera, (podéis adquirirlos pinchando sobre los links) cuyas bellas ilustraciones nos permiten hablar al niño sobre los acontecimientos destacados en cada estación y aquellas cosas que podemos observar o hacer durante la misma.



Al tratarse de libros sin texto, podemos inventarnos una historia aprovechando aquellos detalles que cautiven al niño o en los que muestre interés. Lo importante es que sea una trama simple y coherente que interese y reconforte al niño y que termine con un final feliz ya que permite concluir el cierre de la narración, tanto a nivel de estructura como a nivel afectivo.



El otro libro que queremos recomendaros es La oveja de Pablito. Es un libro de preciosas ilustraciones que nos muestra de dónde vienen las cosas, en concreto la lana, y todo el proceso que debe hacer Pablito para transformar la lana de su oveja en un abrigo que necesita, así como el agradecimiento hacia ella.



Esperamos que esta breve selección de cuentos Waldorf sea de vuestro agrado, aunque lo verdaderamente importante es que compartamos momentos de lectura con nuestros hijos, para disfrutar con y junto a ellos y transmitirles uno de los hábitos más valiosos, la lectura.

Podréis encontrar los libros que os proponemos a través de los enlaces afiliados del post y si aprovecháis el Día Internacional del Libro para comprarlos, podréis disfrutar de un diez por ciento de descuento.

No dudéis en dejarnos vuestras recomendaciones en los comentarios o en contarnos si os han gustado nuestras propuestas. ¡Qué disfrutéis de la lectura!

Neus Rosell
Mamá Homeschooler